fotos: Fernando Campos  

fotos: Fernando Campos  

fotos: Fernando Campos  

fotos: Fernando Campos  

fotos: Fernando Campos  

fotos: Fernando Campos  

fotos: Fernando Campos  

fotos: Fernando Campos  

 

Michelín y Michelina, dos asientos que presentamos en la Galería OA, son blandos, acomodadizos, mórbidos y algo rellenitos. Tan blanquitos de piel “que se diría que son todo algodón, que no llevan huesos” salvo, quizá, por sus gruesas cremalleras negras. Los dos son invertebrados.
Pero, sin embargo, tienen sus diferencias. Michelín es más sobrio, le gusta dividirse, multiplicarse y casi siempre cae de pie. Michelina es más recatada en cualquiera de sus posiciones, bien sentada o tumbada. Aunque, a veces, cuando nos abren sus interiores se muestran muy distintos…
Porque ambos tienen un lado oscuro. Basta con bajarles las cremalleras para dejar al descubierto lo que esconden detrás sus cerúleas y finas pieles. De repente se transforman en sinuosas y lábiles masas recubiertas de mallas caladas y negras. Es como tener un diseño de Hans Bellmann y convertirlo en un Hans Bellmer.
¡Toda una experiencia!


They are the result of the collaboration with Galeria OA. Michelin and Michelina, soft, appeasable, bulky and also made in white, even without bones just a zipper that allows both of them to be divided. Capable of adopting different positions and with a different character each one.

2011