Las necesidades de los clientes, muy diferentes a las originalmente consideradas en el edificio de 1935 requirieron el vaciado completo de la vivienda para llevar a cabo la nueva distribución.
El 80% de la casa se concibe como un espacio continuo en el que los muebles construidos y diseñados a medida delimitan los diferentes usos: Hall de entrada, salón, home theatre, comedor, cocina y despacho (que puede servir eventualmente de habitación de invitados). Un sistema de puertas correderas y de libro permiten independizar las piezas más importantes cuando el uso lo requiera. La parte más privada de la casa se destina al dormitorio con un vestidor y un gran baño.

Arquitecto • Pedro Feduchi
Arquitecto colaborador • Juan Gimeno Ramallo
Fotografías • Helena Feduchi Blasco
Construcción • Simsum