Reforma de un local en planta baja para cambio de uso a vivienda.
El local destacaba por sus altos techos y la posibilidad de uso del patio, aunque el estado del mismo era muy deficiente.
Las necesidades de la cliente era un gran dormitorio principal con un segundo dormitorio para uso esporádico por invitados.
Se propuso una solución semidiáfana en la que el dormitorio de invitados junto con el baño de cortesía quedaba independizado del resto de la vivienda, que quedaba configurada como un espacio abierto pero no único conectado con la terraza. Se diseñaron y produjeron a medida numerosos elementos elementos amueblamiento y del interiorismo consiguiendo así un conjunto muy personal y diferente.

Arquitecto colaborador • Juan Gimeno Ramallo
Fotografías • Alfredo Arias para Houzz

Ene 2016