Intervención sobre la fachada compuesta de varias actuaciones tanto interiores como exteriores con objeto de rehabilitar, restaurar y poner en valor la misma.

Se descubrieron vidrieras medievales originales tapadas en etapas posteriores de la catedral tomándose la decisión de recuperarlas para permitir un mejor entendimiento de la historia del edificio.

En la fachada exterior se llevaron a cabo trabajos de limpieza y consolidación retirando las esculturas dañadas para su futura restauración y mejorando los sistemas de evacuación de agua que habían sido fuente de numerosas patologías a lo largo de la historia del edificio. Se hizo un acceso técnico a la terraza para permitir el futuro mantenimiento de la misma.

Arquitecto: Pedro Feduchi
Arquitecto colaborador: Juan Gimeno Ramallo